Batidas del Ejercito Nacional Son Ilegales

Es completamente entendible que muchas madres, padres, hermanos, amigos o cualquier ser querido sienta nostalgia y tristeza por la suma de su familiar a las filas del Ejército Nacional de manera obligatoria.

Si bien es cierto, es un deber constitucional hacer parte del Ejercito Nacional y prestar el Servicio Militar OBLIGATORIO, también es importante tener en cuenta la objeción de conciencia de cada ciudadano varón y no puede ser obligado a desarrollar actividades que vayan en contravía con sus principios y su moral, esta última no debe estar sujeta, necesariamente, a alguna doctrina religiosa, simplemente por convicción propia un ateo puede objetar la prestación del Servicio Militar Obligatorio.

A pesar de lo anterior, el presente artículo nada tiene que ver con la exoneración de prestar el Servicio Militar Obligatorio.

Éste está encaminado a explicarle a nuestro lectores de qué manera el Estado me puede obligar o no a formar parte de la filas del Ejército Nacional.

Para empezar a desarrollar el tema, hagamos un breve resumen acerca del modus operandi del Ejercito Nacional para reclutar jóvenes para engrosar sus filas militares.

En las estaciones del transporte público encontramos a estos héroes de la patria, exigiéndole a nuestros jóvenes colombianos que les enseñen su respectivo documento de identidad acompañado de la libreta militar, carné estudiantil o certificado alguno que demuestre su exonerabilidad de prestar el servicio militar (bien sea por condiciones de salud, familiares, religiosas, etc.)

Los jóvenes que tengan su situación militar definida, no tienen por qué preocuparse, les devuelven sus documentos y no vuelven a ver a los hombres del ejército nacional hasta el día siguiente (o hasta la siguiente estación).

El problema empieza cuando estas personas no tienen su situación militar definida y no se han acercado a los batallones del Ejército para definir su situación, ésta persona es detenida y trasladada a algún batallón, sin importar si éste iba a cumplir con alguna cita importante, entregar un medicamento a un enfermo terminal o cualquier otra actividad que intentaba realizar. Una vez se encuentran en los batallones, allí son verificados todos los documentos, realizan os exámenes médicos de rigor, e incorporan inmediatamente a las filas del Ejército (actuación similar a los reclutamientos que hacen los grupos al margen de la ley que operan en nuestro país).

Ahora bien, es importante recordar que el objeto de la presente publicación no es alegar la exoneración de prestar el Servicio Militar y  recordamos a nuestros lectores que es una obligación CONSTITUCIONAL, definir a situación militar.

Continuemos, en sentencia C-879 de 2011 (para descargar la sentencia completa siga el siguiente enlace) la Honorable Corte Constitucional advierte que advierte que las populares batidas, comúnmente realizadas por el Ejército Nacional, son procedimientos irregulares que van en contra de lo estipulado en el Artículo 28 de la Constitución Política de Colombia, y que además mal interpreta lo dicho en la Ley 48 de 1993, que reglamenta el Servicio Militar obligatorio y las condiciones para el reclutamiento y la incorporación a las Fuerzas Militares.

Aunque en esta Sentencia el alto tribunal señala que aquellos ciudadanos varones que no han definido su situación militar solamente pueden ser detenidos por un tiempo corto determinado mientras se define ésta y se realizan los procesos de inscripción para las llamadas jornadas especiales, aseguró también que dicho proceso no requiere ningún formalismo, aclarando que está totalmente prohibido obligar a las personas a que resuelvan su situación de inmediato.

Por medio de la Sentencia, la Corte declaró exequibles dos normas de la Ley 48, que facilitaban el trabajo de la Fuerza Pública para reclutar personal mediante las famosas batidas. Sin embargo, la exequibilidad fue condicionada con el fin de restringir la facultad de retener a los jóvenes para ese fin.

La Corte advirtió que quienes no se hayan inscrito para definir su situación militar no pueden ser retenidos indefinidamente en cuarteles o distritos militares, ni ser incorporados automáticamente a las Fuerzas Militares o a la Policía, afirmando que “según la Ley 48, las Fuerzas Militares dentro de sus obligaciones, no pueden entender la ley en el sentido que otorga competencia a las autoridades militares para realizar batidas indiscriminadas con el fin de identificar a los remisos y luego conducirlos a los lugares de concentración, pues esa práctica implicaría incurrir en detenciones arbitrarias prohibidas por el Artículo 28 constitucional”, reza el fallo.

Adicionalmente se explica que los remisos sólo pueden ser retenidos momentáneamente con el fin de verificar la situación militar, y si es necesario inscribirlos, obviamente fuera de las batidas y las redadas que acostumbran a hacer los soldados en las zonas periféricas: “No puede implicar la conducción del ciudadano a cuarteles o distritos militares, ni su retención por autoridades militares por largos periodos de tiempo, con el propósito no sólo de obligarlo a inscribirse, sino de someterlo a exámenes y finalmente incorporarlo a filas si resulta apto”, agregó la Corte en la Sentencia.

Por lo anterior, queda claro que sin importar si un ciudadano tiene o no Libreta Militar, en ningún caso puede ser retenido por el Ejército en una batida. Por ello, si usted llega a ser abordado por algún uniformado con este propósito, recuerde que este no puede ‘subirlo al camión’ ni tampoco llevárselo para reclutarlo.

Pero como generalmente las Fuerzas Militares no les interesa lo que diga un ciudadano de a pie y toman sus propias decisiones por ser los héroes de la patria, sin importar si van en contravía con la ley, la constitución y los derechos humanos, el mecanismo idóneo para obtener la libertad de estos jóvenes son las acciones de tutela y habeas corpus.


Para esto no requiere abogado y puede ser impetrado por la persona allegada a este joven en su nombre y representación.

La libertad deben darla de inmediato sin importar si el joven ya se encuentra uniformado y cumpliendo las funciones que le asignen en el Servicio Militar.

Para mayor información,  síguenos en FacebookTwitter, o en nuestro Blog.

O escríbenos a nuestro correo electrónico: Jurisconsultossas@gmail.com

 

Atendemos tus consultas de forma gratuita y te ayudamos con la defensa de tus derechos, contamos con especialistas en todas las áreas del derecho.


Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés.

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Hugo (lunes, 10 diciembre 2018 05:51)

    Les solicito su colaboracion mi hijo fue retenido en esas batidas ilegales quisiera saber su sede en girardot o numero donde me pueda comunicar con ustedes

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US

TAMBIÉN EN