La subordinación, pieza determinante para desvirtuar contratos diferentes a los laborales

Dado que en Colombia se ha venido generalizando la contratación de personal por parte de las empresas, mediante figuras contractuales distintas a las laborales, que entre otras cosas, es como jugar con candela, pues los resultados de esas pésimas prácticas administrativas sin un asesoramiento integral en materia laboral, pueden ser catastróficas para el bolsillo de la compañía, hemos decidido hacer esta nota compartiendo nuestra experiencia sobre el tema y algunos consejos que podrían interesarle, tanto a empresarios como empleados.

Ahora bien, anteriormente publicamos una nota respecto de los contratos laborales disfrazados de prestación de servicios (para leerla click aquí), allí quedó claro cuáles son los elementos para desvirtuar dichos contratos y declarar la existencia de una relación laboral real.

 

Como bien sabemos, la subordinación es uno de esos tres elementos constitutivos de un contrato de trabajo y al respecto surge una pregunta: ¿Quién debe demostrar dicha subordinación?

 

La respuesta nos la otorga el artículo 24 del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el artículo 2° de la Ley 50 de 1990 al establecer:

 

ARTICULO 24. PRESUNCION. Se presume que toda relación de trabajo personal está regida por uncontrato de trabajo.

 

Para poder entender el concepto anterior, es necesario remitirnos a lo preceptuado por el artículo 166 de la Ley 1564 de 2012 (Código General del Proceso):

 

ARTÍCULO 166. PRESUNCIONES ESTABLECIDAS POR LA LEY. Las presunciones establecidas por la ley serán procedentes siempre que los hechos en que se funden estén debidamente probados.

 

El hecho legalmente presumido se tendrá por cierto, pero admitirá prueba en contrario cuando la ley lo autorice.

 

Habida cuenta de las normas precitadas, se desprende que se PRESUME que toda relación PERSONAL está regida por un contrato de trabajo, situación que nos conduciría a presumir que se reúnen los elementos constitutivos de un contrato de trabajo, que son i) prestación personal del servicio; ii) continuada subordinación; y iii) remuneración - Salario.

 

De lo anterior podemos concluir que para el empleado basta con demostrar que el servicio se prestaba de forma personal para presumir los demás requisitos y que el juez proceda a declarar la realidad de la relación laboral, sin embargo en el inciso final del artículo 166 en cita, establece que dicha presunción admitirá prueba en contrario.

 

Respecto del alcance del artículo 24 del C.S.T., la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, en sentencia del 07 de Julio de 2005, expediente 24476, expuso:

 

"Es verdad que el artículo 24 del Código Sustantivo del Trabajo consagra la presunción de que toda relación de trabajo personal se entiende regida por un contrato de trabajo, frente a la cual la jurisprudencia reiterada de esta Corporación ha sido del criterio de que quien la alegue en su favor tiene que demostrar la prestación personal del servicio para entenderse cobijada por ella, mientras que al beneficiario de dicha prestación es a quien le corresponde desvirtuar que en la misma no existe el elemento de la subordinación"

 

Así que cuando un trabajador reclama la existencia de un contrato de trabajo, independiente de las modalidades contractuales que rija dicha relación, lo único que debe demostrar es la prestación personal del servicio y la remuneración, dos de los elementos constitutivos del contrato de trabajo y el tercer y último elemento, la subordinación, se presumirá y deberá el empleador demostrar que no existía tal subordinación (situación que pone en aprietos al empleador, pues dicha situación es muy difícil demostrar)

 

En resumidas cuentas, si el empleado demuestra que prestó personalmente el servicio, el empleador asumirá la difícil carga probatoria de desvirtuar que no existió subordinación durante la relación laboral.

 

Por eso es de suma importancia que las empresas cuenten con un asesoramiento en políticas laborales a fin de evitar demandas que pueden resultar muy costosas y pueden afectar gravemente la solvencia de cualquier pequeña y mediana empresa.

 

Por otro lado, los trabajadores cuentan con todas las herramientas y derechos para realizar las reclamaciones pertinentes y adelantar los trámites judiciales, de ser necesario, para la defensa de sus derechos y para contribuir con la construcción de unas políticas empresariales laborales generalizadas acordes con la legislación laboral y la constitución.


Acá puede conocer nuestro paquete de asesoría empresarial.


Para mayor información:Síguenos en FacebookTwitter, o en nuestro Blog


O escríbenos a nuestro correo electrónico: Jurisconsultossas@gmail.com

 

Atendemos tus consultas de forma gratuita y te ayudamos con la defensa de tus derechos, contamos con especialistas en todas las áreas del derecho.


Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés.

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US

TAMBIÉN EN