Opinión - “Mouseland”: Usted votará por el gato negro, por el blanco o combinao’?

A propósito de las próximas elecciones de autoridades locales que se llevará acabo el día 25 de Octubre de 2015 en todo el territorio nacional, me recuerda una histórica fábula narrada en 1943, por primera vez, por el político socialdemócrata canadiense Clarence Gillis, pero que fue popularizada el 01 de Enero de 1961 cuando fue narrada en un discurso político por Thomas C. Douglas, también socialdemócrata canadiense: “Mouseland”. Si no conoce esta famosa fábula, no puede continuar antes de oírla (siga el siguiente link). 

Ahora bien, resulta fácil saber quiénes serán elegidos como alcaldes, concejales, gobernadores, diputados y ediles en estas próximas elecciones, pues, al igual que lo que le sucedió a los ratoncitos de mouseland, la diversidad de candidatos realmente no es tan amplia como podría pensarse al comparar candidatos de partidos de extrema derecha con los de izquierda, además que la política colombiana tiene una particularidad y es que todo puede pasar.

 

Con el paso del tiempo, se logra evidenciar la similitud de la política colombiana a un matrimonio, pues en este último, cuando la mujer tiene ligeras sospechas que su marido le es infiel con una más joven o llamativa que ella, lo bota de la casa empacándole sus chiritos en un trapo viejo que puede amarrar en la punta de un palo de escoba y que produce nostalgia en el espectador, así como cuando botaron al chavo de la vecindad por creer que él era el ladrón.

 

Un claro ejemplo es el retiro del aval que le había dado el Centro Democrático a Liliana Rendón para la gobernación de Antioquia para apoyar a su rival, Federico Restrepo; o como el retiro del aval de este mismo partido político a Angelino Garzón por tener mayor cercanía al Santismo y no al Uribismo, para irse con Maurice Armitage para la alcaldía de la ciudad de Cali.

 

De igual manera, se pueden ver coaliciones de aquí para allá y de allá para acá de diferentes partidos políticos, desfilando como en una pasarela de moda que simplemente se unirán a la modelo que más atractiva les parezca, o la que tenga mayor favoritismo, por ejemplo encontramos un apoyo de María Mercedes Maldonado a la campaña desplegada por Clara López para la alcaldía de Bogotá, partidos que, a pesar de ser izquierda, guardan muchas diferencias respecto de las decisiones tomadas por el Polo Democrático en la alcaldía del Samuel Moreno y la posición indomable de Gustavo Petro.

 

Como otro ejemplo podemos ver el apoyo, en la segunda vuelta presidencial, de Clara López, en representación del Polo Democrático – partido de políticas de izquierda –  al reelecto presidente Juan Manuel Santos del partido de la U, grupo político abiertamente neoliberal.

 

Todas estas actuaciones que, como por arte de magia, hicieron cambiar de posiciones ideológicas a candidatos y patrocinadores pocas semanas antes de las elecciones, se debe, en gran medida, al resultado de las encuestas que se realizan en torno a la contienda electoral, encuestas que entre otras cosas, se parecen a los chorizos: “nadie sabe de qué están hechos, pero todo mundo se los come”, en verdad no conozco a la primer persona a la que le hayan preguntado su intención de voto.

 

El voto de los electores ha venido mutando su intención y finalidad en los últimos 13 años, pues últimamente se ha venido dividiendo en dos, la motivación de los ciudadanos a la hora de votar: por un lado encontramos a aquellos que se aferran a la idea que Uribe es el salvador de la patria y deciden votar por sus candidatos, porque seamos francos nadie del Centro Democrático gana unas elecciones o tiene tan altos índices de intención de voto por sus propuestas, sino porque sale en una foto dándole la mano a Álvaro Uribe Vélez; y por otra parte encontramos a todos aquellos que prefieren que gane cualquier candidato, pero que no sea del uribismo.

 

Lo cierto es que, independientemente de que tal o cual candidato sea elegido para ocupar los cargos que se disputan como en una pelea de gallos este 25 de Octubre, no se va a reflejar un cambio verdadero en el sendero por el cual ha estado caminando el país durante los últimos 50 años, pues se trata sólo de elegir al “gato blanco”, al “gato negro”, al “gato jaspeado” o incluso al “gato disfrazado de ratón”.

 

Existen varias candidaturas completamente independientes que se han valido de recursos propios, incluso de donaciones a través de Crowdfunding, como lo es el caso de Daniel Raisbeck que aspira a la alcaldía de Bogotá, pero como éste no sale en los embutidos de las encuestas, nadie tiene ni idea de quién se trata.

 

No quiero que mi posición se confunda y no doy aval a ningún candidato en especial, no refiero que el Sr. Daniel sea el mejor candidato, o como estamos acostumbrados, el menos peor, o cualquier otro candidato independiente; sólo trato de significar que existen candidaturas que son distintas sólo por el hecho de no contar con el apoyo de los partidos políticos o las corrientes ideológicas: (uribista o antiuribista), que podrían ser, quizá, “ratones” o simplemente “gatos de color mugre”.

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US