El hecho de un tercero no es eximente de la responsabilidad del Estado

La imputabilidad de responsabilidad del Estado en cuanto se trata de hechos derivados del actuar de grupos armados insurgentes, que claramente son “hechos de un tercero”, lo que se conocía como un eximente de la responsabilidad estatal, ha configurado una posición jurisprudencial “humanista”, lo que supone que no es dable determinar un vínculo material para que pueda atribuírsele la responsabilidad, toda vez que lo sustancial es la “posición de garante de vigilancia”, pues el Estado es quien debe tomar medidas a fin de evitar la consumación de daños antijurídicos a la población civil por problemas que tiene plenamente definidos.

Esta posición jurisprudencial se del clásico modelo causalista, pues así lo reveló el Consejo de estado con ponencia del Doctor Jaime Orlando Santofimio Gamboa, en la sentencia (33000) del 13 de abril de 2015.

  

En síntesis, el Consejero Ponente hace referencia a lo que la jurisprudencia ha llamado “daño especial”:

 

"con base en los anteriores criterios, el juez puede indagar si para un caso en concreto, siguiendo la jurisprudencia de la Sala Plena de la Sección Tercera, el daño antijurídico es atribuible (fáctica y jurídicamente) al Estado al demostrarse la ruptura en el equilibrio de las cargas públicas, por tanto a encajar la imputación en el criterio de imputación del daño especial, y fundamentarse en “el deber de acompañamiento a las víctimas del conflicto”, concretada en la muerte o lesiones de miembros de la población civil, o en la pérdida, destrucción o deterioro de los bienes civiles.

 

(...)

 

La Sala considera que se encuentra configurada la teoría del daño especial, en atención a que se trató de un ataque sorpresivo; sí se desplegaron las actividades de control y vigilancia correspondientes; se trata de un ataque propio del conflicto armado que vive el país, dentro del cual le corresponde al Estado la búsqueda de soluciones que conlleven la finalización de tal conflicto; los hechos no pudieron atribuirse a una falla del servicio; no se probó ninguna circunstancia que fuera reprochable o atribuible a los miembros de la población civil afectada y se trató de un ataque indiscriminado contra la población civil y las Fuerzas Policiales, prueba de lo cual es el hecho de que los insurgentes hayan hurtado bienes, no sólo de los policiales, sino también de los civiles.

 

(...)

 

Adicionalmente debe advertirse que la teoría del daño especial tiene cabida en atención a los criterios de solidaridad y equidad que rigen la función del Estado y de las autoridades públicas, en atención a lo cual se encuentra fáctica y jurídicamente imputable la muerte de José Ricaurte Herrera a la entidad demandada."

 

Adicionalmente, la sentencia precitada recuerdas las reglas y fórmulas para la establecer el monto de la indemnización por reparación directa por tratarse de perjuicios morales y materiales.

 

Para  leer el texto completo de la sentencia, click aquí

 

Para mayor información, síguenos en FacebookTwitter, o en nuestro Blog

 

O escríbenos a nuestro correo electrónico: Jurisconsultossas@gmail.com

 

Atendemos tus consultas de forma gratuita y te ayudamos con la defensa de tus derechos, contamos con especialistas en todas las áreas del derecho.

 
Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés. 

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US