Salarios caídos e indemnización por no pago de cesantías

Por: Diego Alejandro Gutiérrez Amaya
Por: Diego Alejandro Gutiérrez Amaya

Atención empleadores, existen a costa suya y en favor de los trabajadores, una serie de indemnizaciones cuando, por falta de asesoría jurídica, su empresa comete algunas arbitrariedades, hoy vamos a explicar los riesgos y alcances que tienen estas sanciones.

Por una parte, existe lo denominado "Salarios Caídos", "Brazos caídos", o simplemente "Indemnización Moratoria", que consiste, básicamente, en el pago de una indemnización que crece como una gran bola de nieve cuando, por mala fe del empleador, se han dejado de pagar los salarios y/o prestaciones sociales que haya a lugar cuando finaliza la relación laboral, sin importar su causa.

 

Esto también opera cuando se desdibuja una relación laboral con un contrato de otra naturaleza, verbigracia: un contrato por prestación de servicios, un contrato por obra o labor, etc.; se demuestra la realidad de esta relación laboral y, consecuentemente, no se pagaron las respectivas acreencias laborales al finalizar la contratación.

 

Ahora bien, es de suma importancia señalar que esta indemnización obedece a la mala fe del empleador, por supuesto, no es de aplicación automática, pues pueden ocurrir eventos en los cuales por fuerza mayor el empleador no pudo cumplir su obligación, bien sea por imposibilidad física o por el pleno convencimiento del empleador que no se trata de un contrato laboral y que no debía dicha suma de dinero. En resumen, cuando no exista mala fe, y no haya la menor duda de ello, para omitir dicho pago.

 

Al respecto el artículo 65 del estatuto laboral, establece:

 

"Artículo 65. INDEMNIZACIÓN POR FALTA DE PAGO:

 

Vigente para los trabajadores que devenguen un (1) salario mínimo mensual  vigente o menos:

 

1. Si a la terminación del contrato, el empleador no paga al trabajador los salarios y prestaciones debidos, salvo los casos de retención autorizados por la ley o convenidos por las partes, debe pagar al asalariado, como indemnización, una suma igual al último salario diario por cada día de retardo.

 

Para los demás casos el nuevo texto es el siguiente:

 

1. Si a la terminación del contrato, el empleador no paga al trabajador los salarios y prestaciones debidas, salvo los casos de retención autorizados por la ley o convenidos por las partes, debe pagar al asalariado, como indemnización, una suma igual al último salario diario por cada día de retardo, hasta por veinticuatro (24) meses, o hasta cuando el pago se verifique si el período es menor. Si transcurridos veinticuatro (24) meses contados desde la fecha de terminación del contrato, el trabajador no ha iniciado su reclamación por la vía ordinaria, el empleador deberá pagar al trabajador intereses moratorios a la tasa máxima de créditos de libre asignación certificados por la Superintendencia Bancaria, a partir de la iniciación del mes veinticinco (25) hasta cuando el pago se verifique.

 

Dichos intereses los pagará el empleador sobre las sumas adeudadas al trabajador por concepto de salarios y prestaciones en dinero.

 

2. Si no hay acuerdo respecto del monto de la deuda, o si el trabajador se niega a recibir, el empleador cumple con sus obligaciones consignando ante el juez de trabajo y, en su defecto, ante la primera autoridad política del lugar, la suma que confiese deber, mientras la justicia de trabajo decide la controversia.

 

PARÁGRAFO 1o. Para proceder a la terminación del contrato de trabajo establecido en el artículo 64 del Código Sustantivo del Trabajo, el empleador le deberá informar por escrito al trabajador, a la última dirección registrada, dentro de los sesenta (60) días siguientes a la terminación del contrato, el estado de pago de las cotizaciones de Seguridad Social y parafiscalidad sobre los salarios de los últimos tres meses anteriores a la terminación del contrato, adjuntando los comprobantes de pago que los certifiquen. Si el empleador no demuestra el pago de dichas cotizaciones, la terminación del contrato no producirá efecto. Sin embargo, el empleador podrá pagar las cotizaciones durante los sesenta (60) días siguientes, con los intereses de mora."

 

Del texto citado líneas arriba se pueden extraer dos conclusiones:

 

1. Para los trabajadores que devenguen la suma equivalente o menor al Salario Mínimo Mensual Legal Vigente (SMMLV), la indemnización consta de 1 día de salario por 1 día de mora hasta el momento en que se verifique su pago.

 

2. Por otro lado, los trabajadores que devenguen más del SMMLV, la indemnización es de 1 día de salario por 1 día de mora, sólo por los primeros 24 meses, pues a partir del mes 25 la indemnización es equivalente los salarios y prestaciones debidas causan intereses moratorios.

 

Además es preciso señalar que cuando hablamos de 1 día de salario por cada día de mora, nos refereimos al valor del último salario devengado por el trabajador.

 

Por otro lado existe una indemnización por la falta de consignación de las cesantías en un fondo autorizado para tal fin.

 

Es bien sabido que las cesantías deben ser consignadas por el empleador, a corte del 31 de Diciembre, hasta el día 14 de Febrero del año subsiguiente.

 

En este punto quiero detenerme para hacer una aclaración, pues en el evento donde el empleador le ha dado una calidad de no salarial a bonificaciones, auxilios, comisiones, etc., (lo cual realmente constituye salario), y consecuentemente éste  ha pagado una suma inferior a la que corresponde en realidad por concepto de cesantías, también estaría corriendo el riesgo de pagar esta indemnización.

 

Esta indemnización consiste, al igual que la indemnización que vimos anteriormente, en 1 día de salario por cada día de mora, pues así lo consigna el artículo 99 de la Ley 50 de 1990, en su numeral 3, el cual contempla:

 

"Artículo  99º.- El nuevo régimen especial de auxilio de cesantía, tendrá las siguientes características:

 

(...)

 

3ª. El valor liquidado por concepto de cesantía se consignará antes del 15 de febrero del año siguiente, en cuenta individual a nombre del trabajador en el fondo de cesantía que el mismo elija. El empleador que incumpla el plazo señalado deberá pagar un día de salario por cada retardo."

 

Es importante señalar que el incumplimiento de esta obligación por varios años, no genera acumulación de indemnizaciones, pues si un trabajador laboró durante 8 años y el patrono no pagó esta suma de dinero al fondo o lo hizo de manera incompleta durante los 8 años, no se puede pretender el pago de 8 indemnizaciones, simplemente el valor se actualiza a medida que se incrementa el salario del trabajador, a diferencia de la indemnización moratoria, la cual se tiene siempre el valor del último salario devengado.

 

Una caractrística que comparten estas dos indemnizaciones es su condición de sanción, y opera cuando se demuestra la mala fe del empleador, o mejor, cuando el empleador demuestra la buena fe en su actuar.

 

Por lo expuesto anteriormente, es de suma importancia que las empresas aprendan a usar las diferentes modalidades de contratación para evitar este tipo de inconvenientes, que pueden ser sanciones desproporcionadas y muy beneficiosas para el trabajador, al igual los trabajadores es muy importante que conozcan los derechos que le asisten en los eventos de abuso por parte de los empresarios.

 

Recomendamos nuestra publicación acerca de la liquidación laboral, para vitar este tipo de sanciones.

 

 

Aquí puede conocer nuestro portafolio de asesoría empresarial.

 

Para mayor información, síguenos en FacebookTwitter, o en nuestro Blog

 

O escríbenos a nuestro correo electrónico: contacto@jurisconsultossas.com

 

Atendemos tus consultas de forma gratuita y te ayudamos con la defensa de tus derechos, contamos con especialistas en todas las áreas del derecho.

 
Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés.

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US

TAMBIÉN EN