Pensión Sobreviviente: convivencia de 5 años en cualquier tiempo

Por: Diego Alejandro Gutiérrez Amaya
Por: Diego Alejandro Gutiérrez Amaya

"La cónyuge supérstite, sí tiene derecho a una porción de la pensión de sobrevivientes, así no haya convivido con el pensionado durante los últimos cinco años anteriores a su fallecimiento, ya que sólo basta con que pruebe que convivió con este durante más de cinco años en cualquier tiempo." Esa fue una de las conclusiones de la Corte Constitucional, en la Sentencia del 11 de marzo de 2016.

Mediante sentencia de Tutela, la Corte Constitucional tuteló los derechos fundamentales a la Seguridad Social, Mínimo vital, salud, entre otros; concediéndole el reconocimiento y pago del 50% de la pensión de sobrevivientes de su difunto esposo.

 

La accionante contrajo matrimonio con el causante en el año 1949 y convivieron juntos, al menos, hasta el año 1995, fecha en la que aparentemente el causante convivió con otra mujer. Finalmente el causante fallece en el año 2012. Así las cosas, la cónyuge supérstite y la compañera permanente del causante proceden a reclamar la pensión de sobrevivientes ante la UGPP, alegando que convivieron con él durante los últimos 5 años.

 

Vale la pena mencionar que el artículo 13 de la Ley 793 de 2003, respecto de los requisitos para acceder a la pensión de sobrevivientes señala:

 

"Son beneficiarios de la pensión de sobrevivientes

 

a) En forma vitalicia, el cónyuge o la compañera o compañero permanente o supérstite, siempre y cuando dicho beneficiario, a la fecha del fallecimiento del causante, tenga 30 o más años de edad. En caso de que la pensión de sobrevivencia se cause por muerte del pensionado, el cónyuge o la compañera o compañero permanente supérstite, deberá acreditar que estuvo haciendo vida marital con el causante hasta su muerte y haya convivido con el fallecido no menos de cinco (5) años continuos con anterioridad a su muerte"

 

Con lo anterior no es preciso hacer un análisis muy detallado de la norma en cuestión, pues es claro que la exigencia de la ley es la convivencia durante los últimos 5 años anteriores al fallecimiento; sin embargo la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral le ha dado otra interpretación, a fin de garantizar la efectividad de los derechos tal como lo demanda la cláusula de Estado Social de Derecho de nuestra Constitución. 

 

En Sentencia con Radicado No. 41.821 del 20 de junio de 2012, Citada por la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia precisó:

 

Para la Corte no tendría ningún sentido y, por el contrario, seria carente de toda lógica, que al tiempo que el legislador consagra un derecho para quien “mantiene vigente la unión conyugal pero hay una separación de hecho”, se le exigiera a esa misma persona la convivencia en los últimos cinco (5) años de vida del causante; porque es apenas obvio que, cuando se alude a la separación de hecho, sin lugar a hesitación se parte del supuesto de que no hay convivencia, ya que en eso consiste la separación de hecho: en la ruptura de la convivencia, de la vida en común entre los cónyuges.

 

Sin embargo, debe la Corte precisar que, siendo la convivencia el fundamento esencial del derecho a la prestación, el cónyuge separado de hecho debe demostrar que hizo vida en común con el causante por lo menos durante cinco (5) años, en cualquier tiempo, pues de no entenderse así la norma, se restaría importancia al cimiento del derecho que, se insiste, es la comunidad de vida; al paso que se establecería una discriminación en el trato dado a los beneficiarios, sin ninguna razón objetiva que la justifique, pues, como se ha visto, al compañero o a la compañera permanente se le exige ese término de convivencia, que es el que el legislador, dentro del poder que tiene de configuración del derecho prestacional, ha considerado que es el demostrativo de que la convivencia de la pareja es sólida y tiene vocación de permanencia, de tal suerte que da origen a la protección del Sistema de Seguridad Social”

 

Entre las consideraciones del fallo de Tutela, la Corte Constitucional señaló que sólo basta que demuestre la convivencia durante un periodo superior a cinco años, sin importar en qué tiempo sea ésta. Consecuentemente ordenó el pago del 50% de la pensión de sobrevivientes y previno a la UGPP para que en el momento en que la Compañera permanente procediera con la reclamación para obtener el 50% de su porción pensional, esta entidad debía reconocérsela de inmediato.

 

Aunque si bien la Corte Suprema de Justicia, desde hace un par de años viene aplicando esta interpretación, los jueces de primera y segunda instancia no la han tenido muy en cuenta a la hora de proferir sus fallos. Motivo por el cual hoy celebramos un nuevo pronunciamiento en ese sentido, y esta vez por parte del máximo órgano judicial, el intérprete autorizado de la constitución política.

 

Para descargar el texto completo de la sentencia, clic aquí.

 

 

Para mayor información, síguenos en FacebookTwitter, o en nuestro Blog

 

O escríbenos a nuestro correo electrónico: contacto@jurisconsultossas.com

 

Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés. 

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Escribir comentario

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US

TAMBIÉN EN