Responsabilidad de la empresa Usuaria ante los trabajadores en misión.

Por: Adriana María Mora Martínez
Por: Adriana María Mora Martínez

La característica principal de la intermediación laboral es la contratación de trabajadores a fin de prestar un servicio a un tercero. Por ello, tal figura podría definirse como aquella que se encuentra en cabeza de las empresas temporales, las agencias de empleo y el simple intermediario para brindar una labor a una persona natural o jurídica, llamada empresa usuaria, el cual contrata a través de estas personal que requiere para el cumplimiento de sus propósitos.

Para resolver las inquietudes de nuestros lectores, no es necesario hacer un desarrollo muy amplio y, en definitiva, la respuesta es: SI HA SIDO CONTRATADO POR UNA O MAS TEMPORALES COMO TRABAJADOR EN MISIÓN PARA LA MISMA USUARIA, SE CONFIGURA EL CONTRATO REALIDAD.

  

"Dentro del tal contexto, las obligaciones en el campo jurídico laboral entre el trabajador en misión, la empresa de servicios temporales y el usuario si bien aparentemente son claras a la luz de la ley 50 de 1990, hay que remitirnos a lo plasmado por el artículo 77 del CST el cual establece que ese agente intermediador, como empleador, es el único obligado a responder por el contrato de trabajo de los trabajadores en misión. Sin perjuicio de lo anterior, la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia se aparta en muchas ocasiones de tal consideración, pues varias sentencias de esa corporación disponen que para casos especiales, la empresa de servicio temporal deja de ser el empleador para trasladar tal titulación a la empresa usuaria.

 

Por norma general se tiene a la Empresa de Servicios Temporales como Empleador de los trabajadores en misión, tal como lo ilustra el artículo 74 de la ley 50 de 1990. Pese a ello, hay situaciones donde esa responsabilidad en el pago de las obligaciones laborales se direcciona en cabeza de la empresa usuaria. La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, en sentencia de casación del 24 de abril de 1997, con ponencia del Magistrado Francisco Escobar Henríquez, ha reiterado el carácter de empleador de la EST, señalando que “la empresa usuaria ejerce la potestad de subordinación frente a los trabajadores en misión, pero no por derecho propio sino en virtud de delegación o representación de la EST”. En dicha providencia, la Corte elabora un extracto jurisprudencial sobre las Empresas de Servicios Temporales, señalando a groso modo que los usuarios no responden por los salarios, prestaciones e indemnizaciones de los trabajadores en misión ni de su salud ocupacional, aunque en este aspecto pueden contraer obligaciones con la empresa de servicio temporal. Muy a pesar de ello, para la Corte, esa ausencia de responsabilidad laboral de la empresa usuaria frente al trabajador temporal desaparece cuando la EST se sale del marco legal establecido. Dicha sentencia determinó, que la violación al tope máximo de contratación con una empresa de servicio temporal para la prestación del servicio de un trabajador en misión se torna irregular, catalogando a la EST como un Empleador aparente o un simple intermediario, de forma que el usuario ficticio se convierte en un verdadero patrono.

 

Por su parte la Corte Constitucional por intermedio de la Sentencia T-503 de agosto 6 de 2015. Magistrada Ponente: Dra. María Victoria Calle Correa sintetizó: “(…)La anterior situación desnaturaliza los contratos celebrados entre el trabajador, la empresa de servicios temporales y la empresa usuaria, pues como se dijo, los mismos fueron concebidos a fin de ser desarrollados de manera temporal, conforme a lo prescrito por el artículo 77 de la Ley 50 de 1990, en donde se precisó que los usuarios de las empresas de servicios temporales solo podrán contratar con estas en los siguientes casos: (i) cuando se trate de las labores ocasionales, accidentales o transitorias a que se refiere el artículo 6º del Código Sustantivo del Trabajo; (ii) cuando se requiere reemplazar personal en vacaciones, en uso de licencia, en incapacidad por enfermedad o maternidad, y (iii) para atender incrementos en la producción, el transporte, las ventas de productos o mercancías, los períodos estacionales de cosechas y en la prestación de servicios, por un término de seis (6) meses prorrogable hasta por seis (6) meses más. De forma tal que se brinde protección a los trabajadores, para que las empresas no abusen de la posibilidad de contratar trabajadores temporales, haciendo a un lado los permanentes”.

 

En conclusión la intermediación laboral en Colombia se ha hecho más notoria con la aparición de las crisis económicas en las décadas de los ochenta y noventa. Hoy día bajo esa figura encontramos las cooperativas de trabajo asociado y los simples intermediarios y las empresas de servicios temporales. Por regla general se tiene a la empresa de servicios temporales como empleador de los trabajadores en misión, pero esa afirmación no es tan sólida pues la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia ha determinado que cuando el plazo fijado en el artículo 77 de la ley 50 de 1990 se transgrede se tiene a la empresa usuaria como el verdadero y directo empleador de los trabajadores en misión, con las consecuencias económicas que ello conlleva, es decir, el pago de salarios, prestaciones y eventuales indemnizaciones en favor de los trabajadores, pues cuando el mismo excede de un (1) año la realidad prevalece sobre la formalidad trayendo como consecuencia que la empresa usuaria sea declarada judicialmente como el verdadero empleador del trabajador en misión y a las empresa de servicio temporal como un simple intermediario.

 

Esperamos que haya quedado claro el tema de hoy; y si usted fue contratado para ejercer las mismas funciones con la misma empresa usuaria por una o varias temporales por más de un año, le informamos que sus derechos laborales fueron vulnerados y tiene todo el derecho a buscar una reparación por las vías legales. Pregúntenos cómo.

 

Para leer el texto completo de la sentencia, siga el siguiente enlace.

 

Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés.

 

Síguenos en Facebook o en Twitter

O escríbenos a nuestro correo electrónico: contacto@jurisconsultossas.com

Suscríbase para recibir todas nuestras actualizaciones

Ingrese su correo electrónico:

¡Recuerde que, una vez se suscriba, debe autorizar la suscripción siguiendo el enlace que le será enviado al correo electrónico utilizado!

Comentarios: 0

JURISCONSULTOS

Calle 19 # 6-68 Oficina 1309

Edificio Ángel

Bogotá D.C., Colombia

Código Postal: 110311

 

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        +57(312)4991946

Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS

FOLLOW US

TAMBIÉN EN