Testamento

 

Si en vida se pretende dejar solucionados aquellos inconvenientes que se pueden presentar entre sus familiares o herederos al momento de su fallecimiento, como que estos se tengan que someter a una sucesión intestada, que tal vez pueda durar muchos años, lo mejor es destinar con tiempo su patrimonio y así poder realizar la mejor distribución de bienes, teniendo en cuenta las asignaciones forzosas y por supuesto los gananciales del cónyuge o compañero permanente.

 Lo anterior, nos conlleva a querer contarle a nuestros lectores un poco sobre; ¿Qué es el testamento? ¿Quiénes pueden hacer un testamento? ¿Cuáles son las clases de testamento? ¿Cómo hacer un testamento en vida? ¿Cuál es el trámite y requisito para hacer un testamento?

¿QUÉ ES EL TESTAMENTO?

Se denomina testamento al documento de carácter legal, realizado por una persona que se denominará testador o legatario, documento en el cual plasma cuál es su deseo de repartición de sus bienes de forma parcial o total, para que pueda ser respetado después de su fallecimiento. Este documento se pondrá las veces que considere necesarias el testador o legatario someterlo a modificación.

 

¿QUIÉNES PUEDEN HACER UN TESTAMENTO?

Podrán hacer testamentos todas las personas que sean legalmente capaces, y que NO se encuentren inhabilitadas por causa que le suspenda su capacidad.

 

CLASES DE TESTAMENTOS

Existe el testamento Solemne; aquí se deben tener en cuenta lo establecido por la Ley, como son la identificación absoluta del testador o legatario, la intervención de testigos de este hecho y que el Notario encargado se asegure de la habilidad o capacidad absoluta física y mental que tiene el testador para realizar dicho trámite.

 

Este testamento de tipo Solemne, puede ser de dos formas: Abierto, también llamado Nuncupativo o Público, y ocurre cuando el Notario y los testigos conocer todas las disposiciones en él consignadas, cómo se encuentra distribuido, porcentajes, destinatarios. Otra forma es Cerrado o Secreto, es cuando se desconocen totalmente las disposiciones.

Menos Solemne o también llamado Privilegiado; en él se pueden eludir algunas solemnidades por ser consideradas circunstancias extraoficiales determinadas claramente por la ley.

 

¿CÓMO HACER UN TESTAMENTO EN VIDA:

Se hace un testamento en vida cuando una persona toma la decisión de repartir sus bienes en vida y a su voluntad, en este caso se trata como un testamento Solemne de tipo abierto. Se tramita por medio de una escritura pública o mediante licencia judicial. Se debería tomar en cuenta las siguientes asignaciones forzosas (alimentos que se deben por ley a ciertas personas), los derechos a terceros y los gananciales; por lo tanto, el cónyuge deberá estar de acuerdo. En el caso de que alguno de los interesados no esté de acuerdo con esta repartición, la Ley otorga un plazo e 2 años para solicitar la anulación de dicho contrato.

Tener recordar que hay dos clases de testamento, el abierto y el cerrado.

 

El trámite para el testamento abierto es:

1. Como se rata de un documento personal, solo el testador o legatario, podrán encargarse de su elaboración, esto no puede hacerlo otra persona.

2. Como es de carácter público, es decir, el testador o legatario, da a conocer sus disposiciones testamentarias, deberá realizarlo ante Notario y tres testigos.

3. Deberá presentar un documento donde manifestará sus disposiciones delante del Notario y los testigos. Allí deberá aportar datos importantes para ello, tales como: Información personal (Fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad, lugar de residencia, número de documento de identidad, domicilio, estado civil, entre otros).

4. Presentar un inventario total de todos sus bienes muebles (vehículos) e inmuebles (casas, fincas, etc...)

5. El notario deberá leer el contenido obligatoriamente, en voz alta para que el testador y testigos lo escuche bien.

6. Finalmente, este documento deberá quedar firmado por el Notario, los testigos y el testador o legatario.

 

El trámite para el Testamento cerrado es:

En este caso el testador o legatario no desea que sus preceptos o decisiones sean conocidas por nadie hasta después de su fallecimiento, por lo tanto, deberá:

1. Acudir a la Notaria más cercana a su residencia.

2. Deberá estar acompañado de cinco testigos.

3. Presentar documento de carácter privado, donde manifieste su decisión y voluntad; deberá ir en un sobre sellado y ante el notario y testigos, deberá declarar que allí se encuentran sus disposiciones testamentarias. Ellas solo se revelarán después de su fallecimiento y dentro de trámite respectivo de lectura del testamento.

4. Para finalizas, el Notario, los testigos y el testador, firmarán el sobre que contiene dicho testamento.

 

 

En definitiva, tomar la decisión en vida de realizar la repartición de bienes, puede ser una forma muy útil para evitar que los familiares de una persona que fallece queden inmersos en miles de inconvenientes legales, la Ley otorga la posibilidad de acudir al testamento como lo hemos explicado en el desarrollo de este artículo, además de ser un trámite sencillo. La recomendación es contratar la asesoría de un abogado experto para que le ayude a realizar su testamento de la mejor manera legal, y así evitar complicaciones o incluso conflictos a sus seres queridos.


Conozca nuestro portafolio de asesoría empresarial.

 

 

Encuentra todas nuestras publicaciones aquí, o algunas sentencias de interés.

 

Síguenos en Facebook, o en Twitter,

O escríbenos a nuestro correo electrónico: contacto@jurisconsultossas.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Ubicación

Edificio Ángel

Calle 19 # 6 - 68 Of. 1309

Candelaria

Bogotá, Colombia

 Contacto

Tel: +57(1)9277185

Cel: +57(312)4135016

        +57(311)3592510

        Email: contacto@jurisconsultossas.com

SÍGUENOS EN